/podría/pude/puedo/

Podría
hablar de cómo salvas con la mirada
de como matas con un beso
de cómo me secuestras con una sonrisa
o de cómo me mantienes despierta durmiéndote sobre mi pecho.
Podría
escribir sobre como me mira tu boca cuando te mueres de hambre de mí,
o como me comen tus ojos cuando te sonrío de lado, pidiéndote que empieces a darme guerra,
que no me apetece dormir.
Podría
no perderte en cada intento de quererte más de la cuenta,
o podría intentar intentarlo de verdad,
pero entonces perderte
dolería demasiado
como para salir viva del intento.

Así que yo, en mi infinita valentía
me quedo en el podría,
porque eres tan tanto
que sólo con el condicional de tenerte me bastas.

Te tendría si pudiese,
y sólo con saber que podría poderlo
soy feliz.