Que te vayas.

Que he querido ir detrás de ti y me has tapado tanta luz que no sé cómo no me caí antes;

que aún queriendo que me busques hago lo posible por que sepas que no quiero que me encuentres nunca más;

que estoy tan acostumbrada a echarte de menos que me cuesta diferenciar este final de cualquiera de tus ausencias;

que irte cuando más te necesitaba ha sido retarme a olvidarte para recordar que me quiero más que tú;

que has conseguido que me traspase tu alma de hielo y ahora no sé si tiemblo de tristeza o de frío;

pero, sobretodo, que ojalá no estuvieras aquí, dentro de mí,
como un grito constante que no puedo callar y que no me deja pensar en nada que no sea en abrazarte, una vez más, para conseguir que te calmes y te duermas,

y con ese silencio de ti,
conseguir dormir yo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s