Ojalá estuvieras aquí

Me voy a romper un poquito, te aviso ya.

Tengo la cabeza de mi perro apoyada en mis piernas, me ha visto así tantas veces que aún no sé cómo sigue creyendo que soy un sitio estable en el que tumbarse a dormir. Será amor, o ingenuidad, o sueño.

Nunca he sabido explicarte esto, y por eso digo que aún no me conoces. No son nervios, ni es química, ni es vacío. ¿Qué vacío? Si estoy llena de serpientes. Las tengo por todo el corazón, reptando entre aurículas y ventrículos, me lo aceleran y lo llevan al límite, hacen que mi sangre se quede corta (por eso siempre tengo los pies fríos cuando me meto en la cama contigo).

Bajan por la aorta y llegan al estómago, y joder, yo que creía que eran mariposas, pero las mariposas no muerden, ¿no? Luego suben y de camino a mi cabeza, se paran en la tráquea.

Son ellas, las que hacen que esté afónica aunque no haya abierto la boca en dos días, las que provocan el nudo en la garganta que no me deja decirte que ojalá estuvieras aquí. Porque, créeme, ojalá estuvieras aquí.

No te voy a contar cómo se siente. No quiero que sepas cómo muerden, ni cómo sisean, ni que he aprendido a hablar Pársel, porque sé que no te gusta demasiado Harry Potter.

No te voy a contar lo que hacen cuando llegan a mi cabeza, y ojalá que nunca lo descubras, y si lo descubres, ojalá que nunca lo soportes, y si lo soportas, ojalá que no te quedes a mirar; que a mí el Zoo me ha parecido siempre un lugar muy triste.

Lo que sí te puedo contar es el miedo que te tienen. Lo lentas que se vuelven sólo con escuchar tu nombre. Cómo se les seca el veneno cuando me quitas la ropa, o cómo se quedan durmiendo – ellas- cuando yo me levanto contigo.

Así que, por favor, entiéndeme cuando te digo que no me importa bajar a tus infiernos, que después de esto, de que se abra la compuerta y me invada el frío, me parecen el lugar más cálido en el que encontrarme.

Entiéndeme, cuando te digo que estoy triste y no sé el motivo, 

que hoy no me soporto ni a mí,

pero que ojalá estuvieras conmigo, 

y que, serpientes, con permiso:

Ojalá tú estuvieras aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s